martes, 10 de mayo de 2016

PUTAS


A veces las putas no cobran. Solo pasa cuando van muy bebidas, cuando dicen que se enamoran, o porque les recuerdas al tipo que se la beneficio la primera vez. Las putas tampoco beben, eso dicen. Se lavan con romero, cuidan de sus hijos, rezan para dejar de ser putas. Las putas nunca mienten, pues si mintiesen se les notaria en los ojos, al menos eso dicen. Y dicen que las putas son personas, bueno personas, que respetan lo que dicen. Pero las putas no son así. Las putas son lo que son, no lo pueden evitar, son victimas de historias irreales que te quieren hacer creer. ¡Por cierto!, las putas nunca se suicidan, ¿lo sabia usted?. Hay putas de lujo, de un rato, esporádicas, curiosas, por edad, por tamaño, putas de postin, y de armas tomar, putas de un rato, de circunstancia, putas sagradas, y putas de armas tomar. Hay putas que dan asco, y putas que asco lo les da, pero sin duda las peores son las de mierda. Es la vida. A la puta de mi pueblo le pusieron en su epitafio: “por fin cerraras las piernas”; se equivocaron. Me perdonen las señoras putas, se ve que no me cobraron lo suficiente para pensar de ellas lo que piensa la gente.

No hay comentarios: