sábado, 14 de mayo de 2016

FANTASMAS


Mentiría si dijese que no me afecta, faltaría a la verdad. No seria cierto si creyeses que un solo beso no importa, que un solo roce no importa, que una sola noche no importa. Te engañaría si intentase convencerme que no importa saber el sabor de unos labios en otros, el olor de la piel en tu piel. Seria falso no pensar que un solo pensamiento carece de importancia. Podría convencerme que no se acuerdan de mi, o de ti, o de tantas cosas que ya pasaron; seria un insulto a mi imaginación no creer que el cuerpo puede atravesar la mente en un segundo, o dos, o tres; que no se convierte en algo que ves y te trae de lejos para instalarte en el cerebelo, en el hipotálamo. Seria un error pensar que un cuerpo no se convierte en un suspiro, en una brisa que pasa rápido cerca de ti sin apenas rozarte. Mentira seria si yo mintiese, me mintiese; una tremenda falacia si pensase que no es así, que hay un maldito gusano que devora la carne muerta. Mentiría si no dijese- viva ese trozo del olvido.
Mentiré si piensas que no pienso que, de vez en cuando, es inevitable pensar, dejar volar los pensamientos. Mentiré si crees que no creo que es inevitable instalar un “te recuerdo” en la capa mas profunda de la cornea. Mentiré si me lo pides, mentiría si te mintiese que no es agradable ser un recuerdo. Nunca me pidas que te mienta cuando jamás te engañaría, y más ahora que ya no tengo corneas, ni retinas, ni hipotálamo, ni recuerdo.

2 comentarios:

Marian dijo...

Los cuerpos hay que ver que enredan.

Qué bien mientes, Zitam.

La botella de cerveza dijo...

De tanta verdad hasta el hipotalamo con su amigdala de vecina resucitan!!!! o.... tal vez como apunta Marian todo es mentira???