jueves, 25 de marzo de 2010

UNA MALETA


Dime que entra en una maleta. Dime si entra un cuerpo, el alma, una vida. Dime si se queda fuera el recuerdo. Dime si entra lo que queda por vivir. Dime que se puede meter en una maleta. Un traje, un vestido, un pañuelo. Dime que no entra más que lo que podría entrar en el espacio de una escasa hora, de un minuto, de un segundo en la mirada. Dime que cabe en una maleta, que puedo meter, que puedes hacer caber. Dime que espacio sobra y te diré que la cierres, que no metas más de lo que no puedas llevar. Dime que cabe y te diré vamos. Dime que solo unas manos, una espalda, un dedo cabe y te diré vamos. Al fin de al cabo en una maleta solo entra lo que se quiera echar.

No hay comentarios: