domingo, 14 de febrero de 2010

San Valentin


A San Valentín le dieron una puñalada trapera en una esquina mientras el pobre hombre iba a lanzar una de esas flechitas. Luego lo dejaron desangrarse en la acera no sin antes despojarle de todo lo que llevaba. Mal fin para alguien que buscaba lo opuesto, pero las historias reales son así. Quien le iba a decir a Wendolin que acabaría detrás de una barra de un night club, o que Robin Hood se convertiría en un yonki de mierda atracando por cuatro duros o quitando del medio a S. Valentín. Quien iba a apostar que las historias reales son más duras de las que nos podemos inventar. Por eso, solo por eso, y pensando que alguien aun pueda pensar que todo es de rosa, feliz día de San Valentín. Por cierto hoy han doblado las campanas por el, ¡que menos!, digo yo.

No hay comentarios: