lunes, 18 de enero de 2010

EL ANILLO


Te contaría algo incierto si te cuento algo de mi anillo. Te engañaría si te digo que lo llevo desde que perdí mi dedo. Te narraría una historia sobre un anillo que rueda por el firme hasta llegar al mismísimo fondo del infierno; pero no me ibas a creer. Te describiría las penurias que hemos pasado juntos, la de horas que ha girado en mi dedo, la de veces que su roce me llevo al averno. Ahora te podría comprar el alma, pasarla por mi anillo, atarla a mi cuerda de sombras, pero no es eso lo que quiero. Ahora solo quiero el cuerpo, no el alma, el cuerpo. Miro mis manos cada vez mas marcadas por el surco de los tiempos, miro mi cara cada vez mas surcada por los recuerdos, veo mi cuerpo y por eso solo quiero el tuyo; no tu alma, esa ya la tengo.
Te explicaría que una mañana fría de no recuerdo que mes sentí la necesidad de atarme a un anillo, de aprisionar mi dedo para saber que aun lo tengo. Te diría que tu eres ese anillo y que tengo un alma y que no necesito nada; pero te volvería a mentir. Te relataría que mientras escribo brilla en mi dedo corazón, que esta allí, como mirando, como esperando a que mueva el resto de mis falanges y escriba esto que estoy escribiendo. Te juraría que tu eres mi anillo, que yo tu dedo. Te prometería que desde que perdí mi dedo lo llevo. Te mentiría si no fuese cierto, te engañaría si no fueses mi anillo, mi dedo; el cuerpo que te pido, el alma que te vendo.
Te contaría, pero creerías que no es cierto.

3 comentarios:

ZITAM dijo...

Y es tan facil perder un dedo, o dos, o tres, o ...

Paula dijo...

o meterlo en un ojo....

Marian dijo...

Perder un dedo y ganar un anillo es lo preferible; el dedo que falta por lo menos gana un lugar donde ubicarse... lo veo , es preferible tener un anillo para situar el dedo perdido que tener un dedo desubicado.

Me ha gustado este texto, Zitanito, mentiroso,je, je.