martes, 10 de noviembre de 2009

MELANCOLIA


La melancolía es como un pequeño organismo que se instala en el lado derecho del pulmón. Una sensación incomoda que te acompaña durante todo el día. Nada tiene que ver con la tristeza, ni la añoranza. No es un deseo que se quiera poseer. A veces tiene algo de razón, otras sin embargo no es más que una molestia difícil de curar. Melancolía es un paseo vespertino entre las brumas de lo que aun no ha ocurrido, la necesidad de que el tiempo pase a la mayor velocidad posible; es, sin duda, no saber que te ocurre. Un rostro, un olor, una tarde perdida en el recuerdo. Es lo que sentimos sin notar, lo que aprieta empujando al abismo de la necesidad de estar en cualquier sitio, en ningún lado. Un día te regalan una melancolía; la guardas, la tratas como si fuese tuya, la mimas hasta que te va comiendo por dentro, hasta que ya no puedes más y quieres parirla ó arrancártela de cuajo, pero ya no puedes, se ha instalado en el lado derecho de tu pulmón. El tiempo va pasando como por un alambre de espino, dejando las cicatrices del pasado, la melancolía engorda a cada año, a cada segundo que pasa junto a ti. El quince seré más viejo, en este noviembre que me vio nacer, el quince mi melancolía cumplirá cuarenta y tres.

6 comentarios:

Marian dijo...

Por dios! La melancolía engorda y el tiempo mengua!Estoy horrorizada!

Marian dijo...

¿No te estás quitando años?

Paula dijo...

dentro de poco el botox!! y volver a los 17!!

Flamenco dijo...

Paula, volver a los 17? o a la guindilla a una degustación?

ANONIMO 2 dijo...

Felicidades.
http://www.youtube.com/watch?v=BMgOt3Ato_4&feature=fvw

Paula dijo...

OOOOOOO, !!! Madre mía Flamen no puedes faltar a la próxima degustación ,como has podido!!!Zitam muchas, muchas ,muchas felicidades!!!17 por siempre jamas!!!!!