miércoles, 12 de agosto de 2009

ANXIÈTÈ


Las amargas lágrimas de Nicoletta Blä nada tenían que ver con el brillo de sus ojos y la sonrisa que una tarde les devolvió el espejo. Eso tendría que llegar, estaba claro. La necesidad, el deseo, el mundo rodeándote con sus brazos de acero… Van surgiendo estados cada vez de más ansiedad; como si de una adicción fuese surge el efecto negativo de sentirse triste por lo que no se ha perdido. Nace el deseo de convertir cada camino en un solo sendero, y aparece el vacío en los momentos en que no se cruzan los alientos. Bronner sabía que aquello era normal, que con el tiempo todo se saldaría, con la mera costumbre, con la habitualidad de aquella buhardilla, con la insoportable tensión del desamparo. Mientras tanto solo quedaba el sol rociando las sombras de las aceras, las pendientes de los aleros y la foto de una ciudad colgada en algún punto de una habitación que encerraba los secretos que un espejo devuelve a los ojos de quien se refleja en él.

6 comentarios:

Flamenco dijo...

Precioso....

Paula dijo...

Y le pregunto??Espejito, espejito quien es la más guapa de este reino??

EspejitoMagico dijo...

Tu, por supuesto, mi bella majestad.

Paula dijo...

Entonces?? La Bella durmiente, por vaga,ha perdío el puesto!!A quien madruga dios la ayuda!!

fran dijo...

¡¡¡¡¡TODOS LOS BLOGUEROS Y BLOGUERAS ESTAIS INVITADOS A PROBAR LAS SARDINAS DE SFIHA A LAS 6 DE LA TARDE EN RAMADAN!!!!!!

Marian dijo...

fran!!Menudo alegrón me das!!Sardinas de Torrenueva, sardinas de Sfiha...Yo voy!!
Zitam, y qué secretos son esos que están ahí encerrados?
Bella despierta,de dónde procede el aura plateada que te rodea no es un secreto: son cosas de las sardinas!!