viernes, 3 de julio de 2009

Bonjour mon amour!


Lo tangible del tiempo es que no es tangible en absoluto. Siempre queda una salida para percibir su paso, en ocasiones no es más que la espera desesperada a que amanezca de nuevo, el deseo irrefrenable de que llegue medio día, el ansia necesaria de que se aproxime la noche. ¿Y después que?. La angustia de que ya ha pasado, la paranoica sensación de que no se volverá a repetir. El tiempo, el tiempo en que no estas y estas a la vez, la creencia de que al no ver no estas, la idiotez de pensar en que sin ver tu también eres intangible, como el tiempo, como la fe, como el alma. Te veo y no te alcanzo, te toco y no estas.




En París las farolas se apagaban dando paso a un nuevo día que se presumía caluroso. Señoritas con escofina paseaban a los perros de los más favorecidos por la mano de la abundancia, y Bronner se asomaba a la ventana de la buhardilla de aquella vieja propiedad. Nicoletta tenía su pelo extendido sobre la rugosidad de las sabanas y aún en sueños seguía pronunciando el nombre de su amante. John la miró con ternura y suspiro con cierto desaliento. Tenía el sabor de sus labios impregnados en los de él, el olor a piel de aquella que dormía, el fondo aterciopelado del sexo de Blä. Hubiese deseado llevarla a Londres, a Dublín, a Nueva York. Hubiera deseado tomarla de la mano por las calles de Madrid, de haberla abrazado en el bulevar que lleva a Boca, de besarla frente a Trevi, pero Paris se hacia suficiente, como suficientes se hacían aquellos tejados abiertos al infinito. El sol se elevaba donando el colorido de las mañanas claras y terribles; ya había comenzado a añorarla y aun la tenía delante. Era un sentimiento cruel y doloroso. Ella volvería a la boulangerie, el volvería a sentarse frente a un papel en blanco para emborronarlo una y otra vez. Quizá, en otra situación, en otra circunstancia, quizá. Pero ¿a quien culpar?. Si tal vez se hubiesen conocido antes, si hubiesen coincidido algunos años atrás, quizá si un día ya no importase, quizá, solo entonces, llevaría a Nicoletta hasta la séptima avenida, o pasearían por el Central Park.
La última voluta de humo ascendió a un cielo abierto y tremendamente azul. Apuro la calada de aquel cigarrillo vespertino y volvió a mirar el cuerpo desnudo de aquella mujer. Se acercó despacio, sin despertarla. Se recostó a su lado y la abrazo. Bastaba con Paris, y con aquellos tejados, y con la añoranza de algo que no se ha perdido, bastaba con poder mirarla, bastaba con aquel momento.

7 comentarios:

Flamenco dijo...

Por fin!! Ya me estaba aburriendo de abrir tanta pestaña....Parece que las musas estan de vacaciones....justo ahora que María ha vuelto!!
Lo de Bronner...no se... parece que la Nicoletta no sea para tanto...

Paula dijo...

Lo mejor olvidarse de tanto viajar y quedarse en la cama de París todo el tiempo.....a la boulangerie ni asomarse, que hace un calor....y mirarla, abrazarla y ese momento..

Marian dijo...

¡Por supuesto que bastaba con Paris! Faltaría más!
Y después?...Y después nada, nada de nada, Zitam. Ni aún el tiempo.

ZITAM dijo...

Mira que eres malvada. El después puede ser lo que uno quiera que sea, y a mi Paris ya se me queda pequeño. Demasiados conocidos, demasiados vecinos, demasiado de todo en un Paris tan pequeño. Aún así no me queda más que Paris.

Marian dijo...

...Si quieres vente al pentágono; siempre viene de grande alguna cosa en alguna esquina...y sobre todas las cosas es que la intimidad queda a resguardo.Top-secret.Ni luna, ni tejas...todo ruido emborronando el aire que no corre.

Maria dijo...

Análisis: Zitam, que pasa, por qué otros tiempos para algo, que "parece" mejor???, que pasa en el presente y el ya, sólo un abrazo compasivo???, y como dice Paula, y encima con la caló!!!
Mariam, Negativista, "ni luna, ni tejas... todo ruido emborrando el aire que no corre"; tengo la solución para tí: pon climatizador en el Salón, o mejor en el dormitorio apestillado ,jeje

Flamenco dijo...

María, me gusta tu estilo...soluciones drásticas! que no es pa tanto!! Hay que vivir!!! independientemente de lo que haga fuera!!
....claro, que yo esto lo digo porque traigo dos cerv...